En dos palabras

En dos palabras

Una fundación sin fines de lucro comprometida con la búsqueda de una mayor equidad social, registrada bajo el Nº 1757198 (resol. N°661 de 03.07.2006) en la Inspección General de Justicia de la Argentina.


¿Qué somos?


Una fundación sin fines de lucro comprometida con la búsqueda de una mayor equidad social, registrada bajo el Nº 1757198 (resol. N°661 de 03.07.2006) en la Inspección General de Justicia de la Argentina.
Fue reconocida “de interés social” por la Legislatura Porteña (2014) y distinguida con la Legión de Honor de la República Francesa (2012) y el premio a la solidaridad “Ciudad Futura” del Museo Quinquela Martin (2015).

Misión



Apostando al poder transformador del arte, promover la resiliencia en chicos en situación de riesgo psicosocial mediante el estímulo de su creatividad en diversas disciplinas artísticas en base a la pedagogía de la “educación POR el arte”, combinada con un acompañamiento psicológico y social inspirado en la “pedagogía de la presencia”.

Estimular la resiliencia en niñas, niños y adolescentes en situación de riesgo psicosocial, que viven en condiciones de gran precariedad y exclusión en barrios de la Ciudad de Buenos Aires.

Ya que nos excede ejercer una influencia sobre el contexto económico, social y familial o proponer un modelo alternativo de sociedad, apuntamos a reforzar a la persona. Nos proponemos ayudarla a superar las situaciones adversas que le toca vivir personalmente y las barreras sociales y culturales que afectan su vida, de modo que busque apoyarse más firmemente en ella misma y opte por la inserción social en vez del conflicto con la ley y de la violencia contra ella misma o los demás.


Visión



Lograr que chicos que crecen en ámbitos de riesgo psicosocial tomen plena conciencia de su dignidad y descubran y desarrollen su potencial, de modo que alcancen una inserción sana e integral.

Creemos que los niños y jóvenes que viven en condiciones de gran precariedad en ciertos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, más que una potencial amenaza, son un rico potencial humano injustamente desechado y la cara más conmovedora de una profunda desigualdad social.

Creemos que es posible contribuir a revertir esta situación si se logra estimular en estos niños y jóvenes un proceso transformador que les ayude a reconocer sus recursos existenciales y a apropiarse de ellos: un proceso de resiliencia.
Creemos que el arte, al despertar los recursos creativos profundos de la persona, abre el paso a este proceso transformador.


Beneficiarios



Desde febrero de 2006, Casa Rafael ha ofrecido sus servicios a unos 2500 niñas, niños y adolescentes de 4 a 18 años en una de las zonas más marginales del barrio de La Boca, en Buenos Aires, con una concurrencia mediana anual de 230 chicos.
Conocida como “Barrio Chino”, esta zona se caracteriza por un altísimo grado de precariedad habitacional. Su población está compuesta principalmente de inmigrantes provenientes de las regiones más pobres de la Argentina y de países vecinos, en particular del Paraguay.
Además de vínculos afectivos muchas veces dañados por separaciones y desarraigos, los chicos experimentan situaciones de precariedad y promiscuidad y se ven expuestos a la droga que circula abiertamente, al conflicto con la ley y la criminalidad, al abandono de la escuela, al trabajo informal desde temprana edad y la explotación, la maternidad/paternidad adolescente y otras tantas situaciones que los afectan y traban en su desarrollo.
La acción de Casa Rafael impacta positivamente sobre los adultos cercanos de los chicos con los que mantenemos vínculos lo más estrechos y regulares posibles, ofreciéndoles la posibilidad de encuentros con nuestro equipo psicosocial para ayudarlos a acompañar a los chicos, involucrándolos en reuniones y salidas e invitándolos a las muestras y demás eventos que organizamos.


¿Dónde?


En el antiguo barrio de La Boca, más especialmente una de sus zonas más postergadas, conocida como “Barrio Chino”.

En el marco de un convenio de cooperación los Bomberos Voluntarios de la Vuelta de Rocha ponen gratuitamente a nuestra disposición espacios de trabajo en su cuartel, sito en el nº 2042 de la calle Garibaldi.

Cuartel Bomberosbomberos-1bomberos-2

Objetivos



• Ayudar a chicos que viven una situación de intolerable desigualdad social a tomar conciencia de su dignidad.
• Incentivarlos a descubrir y desarrollar recursos propios y a apoyarse en los mismos para superar con creatividad las situaciones adversas y las barreras sociales y culturales que afectan su vida.
• Llevarlos a respetarse a sí mismo y a los demás, y a elegir un camino de vida alejado de la violencia, la droga y el conflicto con la ley.
• Abrir puertas a un futuro laboral para los jóvenes más interesados en alguna de las disciplinas enseñadas.

Método de Trabajo



Lograr la confianza de los chicos y sus adultos referentes es la clave del proceso resiliente que se busca impulsar. La colaboración entre varios actores, inclusive los adultos más cercanos a los chicos -un 30% en contacto directo, a veces muy seguido, con nuestro equipo- sumada al trabajo en red con otras OSC e instituciones, hace a la contundencia del acompañamiento. Nuestro método incluye:
• Iniciación en diversas disciplinas artísticas en el marco de talleres de día gratuitos inspirados en la filosofía pedagógica de la “Educación Por el Arte”.
• Acompañamiento constante por psicológicos clínicos, psicólogos sociales y trabajadores sociales, basado en la “pedagogía de la presencia”, con especial atención a la inserción escolar y la salud.
• Acceso gratuito a una variedad de espacios y eventos culturales (conciertos, cine, museos, etc.) e invitaciones a artistas a presentar su arte en Casa Rafael de modo a ampliar el horizonte cultural y social de los participantes.
• Muestras públicas del arte de los chicos para estimular su autoestima.
• Permanente reflexión en equipo sobre la actividad, y seguimiento y evaluación del proceso realizado por los chicos.
• Trabajo en red con ONG’s e instituciones.

Actividades



En tanto espacio de día, Casa Rafael propone actividades en horario post-escolar (16:30 a 19:30hs) para no interferir negativamente con la participación escolar de los chicos.

Espacio Resilarte: En el contexto de su Espacio ResilArte, Casa Rafael organiza encuentros con profesionales de entidades afines y de instituciones competentes, para intercambiar experiencias, reflexiones y buenas prácticas en torno a temáticas que son centrales en este tipo de trabajo: creatividad y resiliencia, violencia doméstica y malos tratos, abuso sexual, abandono y soledad de los chicos, modalidades de aprendizaje e impacto del arte sobre chicos en situación de riesgo psicosocial, entre otros.


Valores



Casa Rafael se inspira en lo siguiente:
• Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) en especial donde afirma “la dignidad intrínseca” y “los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”.
• Convención sobre los Derechos del Niño (1989) que reconoce a los niños como sujetos de derecho e introduce el concepto de “interés superior del niño”.
• ODS de la ONU, en especial: “Educación de calidad” (ODS 4), “Igualdad de género” (ODS 5), “Reducción de las Desigualdades” (ODS 10), “Trabajo decente y desarrollo económico” (ODS 8), y “Alianzas para lograr los objetivos” (ODS 17).


El nombre Casa Rafael


Se refiere al rol del Arcángel Rafael en el viaje iniciático del joven Tobías, en el Libro bíblico de Tobías. Señala nuestra vocación de apoyar y guiar a jóvenes en un momento clave de su vida y de estimular en ellos un proceso transformador que les ayude a reconocer y apropiarse de sus herramientas existenciales para superar las dificultades de su vida: un proceso de resiliencia.

Si bien Casa Rafael es una entidad laica y recibe a chicos y profesionales de cualquier fe u confesión, siendo su fuente espiritual la cristiana, el 15 de agosto de 2011 estuvo consagrada a la Virgen de Lourdes.

Resultados e impacto



En un proceso de resiliencia, sobre todo en personas en desarrollo, el tiempo es un factor importante. Además se pueden presentar avances y retrocesos.
• En los últimos diez años evaluamos que el 58% de los chicos registrados participaron en nuestras actividades una o varias veces por semana y que el 60% lo hizo desde hace más de 2 años y 21% desde hace más de 5 años.
• Casa Rafael registra la evolución positiva, a veces radical, que realizan muchos chicos con un impacto sobre su auto-estima y su “contrato de vida”, su capacidad de vincularse con los demás, e incidencias positivas sobre su comportamiento en general así como sobre su nivel de inserción y desarrollo escolar y social.
• El trabajo artístico de los chicos es muy productivo y da lugar a muestras y conciertos en espacios como el Museo B. Quinquela Martin y la Usina del Arte.
• Algunos jóvenes ya ayudan en los talleres.

Financiamiento, ética y transparencia


Los principales ingresos provienen de fondos de cooperación nacional e internacional otorgados en apoyo a proyectos específicos en base a convocatorias y concursos, y de donaciones de personas y entidades solidarias. Además contamos con fondos propios derivados del alquiler de modestos locales comerciales de los que Casa Rafael tiene el usufructo, y de aportes de nuestros consejeros.
Casa Rafael adoptó reglas de ética y rinde cuenta a los donantes del uso de los fondos recibidos. Además, cada año presenta un informe de actividades y sus estados financieros a la Inspección General de Justicia (IGJ) de la Argentina.

g1g2




Donar

Don

El 16 de Octubre de 2014 la Legislatura Porteña reconoció el Interés Social de la actividad de Casa Rafael