Donar

El arte del retrato

Posiblemente sea uno de los más exigentes en el campo de las artes plásticas pero los jóvenes artistas de Casa Rafael no dudaron en realizar todo un proceso para lograr sus propias obras. Primero, miraron retratos de pintores conocidos en los libros de arte disponibles en su Taller, luego eligieron el retrato (de frente o de perfil) que más les gustaba y lo empezaron a copiar con un papel calco, pero combinando elementos de varios retratos para llegar a crear un retrato distinto e inédito: por ejemplo, forma de rostro y ojos de la Gioconda pero con boca, nariz u orejas de otra mujer pintada por otro artista que Da Vinci, acaso en otra época. Luego, se hizo un escaneo de la obra sobre papel calco y se la proyectó sobre una tela blanca: los chicos copiaron el dibujo sobre la tela y luego pintaron el retrato, haciendo un uso libre y creativo de los colores para representar la piel y los distintos elementos del rostro.

Explorando en taller

Algunos retratos